Lesiones del cuello

Un Caso de Compensación Laboral Difícil para una Lesión Difícil

Las lesiones del cuello suelen verse mucho en casos de compensación laboral. Las lesiones laborales que afectan el cuello pueden ser causadas por caídas, hiperextensión del cuello, o consecuencias de algún impacto. Los accidentes de trabajo que involucran heridas del cuello pueden ser muy peligrosos, pues el dolor puede esparcirse por todo el cuerpo y afectar otras partes de este. Es muy común que este tipo de accidente cause dolor en sus hombros o su espalda. 

Lo que hace que estas heridas sean tan difíciles de resolver es que no se limitan a su cuello. Estas no se quedan ahí. Aunque su cuello sea el lugar de impacto inicial, es muy posible que la herida en sí afecte su columna. Esto puede llevar a daños crónicos permanentes que pueden afectar su calidad de vida. No es por ser alarmistas, pero este es el tipo de herida que puede resultar en parálisis. Este tipo de accidente laboral tiende a causar dolores de cabeza y heridas psicológicas, las cuales son consecuencias compensables bajo leyes de compensación laboral.

lesiones del cuello

Incapacidades Permanentes

En casos de compensación laboral, usamos el método DRE (estimados relacionados con el diagnóstico) para determinar qué tantos daños permanentes ha sufrido el cuello. Bajo el método DRE, puede que uno tenga entre cero y 28% de incapacidades permanentes debido a un accidente laboral que involucre el cuello.

Aun así, algunas heridas del cuello pueden ser muy graves, por lo que puede que usted reciba una calificación mayor bajo la reglamentación Almaraz/Guzmán. Bajo Almaraz/Guzmán, el doctor de un caso de compensación laboral hace una determinación personalizada respecto a los daños permanentes que un trabajador herido pueda tener.

Las heridas del cuello pueden ocurrir en el trabajo de muchas maneras distintas. Tal vez la forma más común de estas es el impacto que comúnmente ocurre como resultado de un accidente vehicular. Este impacto se lleva a cabo cuando la cabeza y el cuello de una persona son impulsados hacia adelante más rápido que el resto de su cuerpo. Esto hace que las vértebras cervicales reciban un latigazo que tiene el potencial de herir músculos, ligamentos, tejidos, y otras áreas del cuello y la espina cervical.

Habiendo dicho esto, hay muchas otras formas en las que se pueden sufrir heridas en el cuello a lo largo del transcurso de su trabajo. En el mejor de los casos, usted podría solo sufrir de un esguince o tensión a causa de la herida. Aunque estas condiciones son dolorosas y tardarán en curarse, sí se pueden curar. Entre tanto, algo como un esquince, lo cual representa un daño en el tejido de su cuello, es un daño localizado. La tensión, por otro lado, es una herida muscular. Esto podría afectar los músculos desde su oído hasta su hombro, de su mentón a su pecho, u otras partes de su cuerpo. Ambas cosas pueden debilitar su salud física y psicológica.

“Pincharse un nervio” no suena como algo serio, pero esto representa una radiculopatía y podría resultar en serios problemas. Cuando se pincha un nervio, puede que la espuela de un hueso disco herniado está pinchando un nervio, causando dolor, entumecimiento, o debilidad de los músculos. Las heridas a las articulaciones faciales, al igual que la estenosis espinal, pueden darse como consecuencia de una herida al cuello.

Para asegurarse de que sus reportes de compensación laboral sean justos y basados en el método indicado para determinar incapacidades permanentes, necesita un abogado de compensación laboral que evalúe su expediente médico.

Cuidado Médico en el Futuro

Las heridas laborales al cuello pueden requerir una gran variedad de tratamientos y exámenes distintos. El cuello tiene siete vértebras, y entre cada vértebra hay un disco intervertebral. Si usted sufre de una herida laboral seria, algún disco intervertebral podría herir el canal vertebral. 

Si el disco no está molestando en las raíces nerviosas del canal vertebral, usted podría calificar para recibir terapia, medicamentos, e inyecciones como parte de su caso de compensación laboral.

Aun así, si el disco está tocando la raíz nerviosa del canal vertebral, puede que usted necesite de cirugía para sacar el disco de las raíces nerviosas. Estas cirugías requieren de una hospitalización de entre cuatro a seis días y son bastante costosas.

La gravedad de las heridas del cuello no siempre concuerda con la intensidad del impacto. Impactos que bien pueden haberse sentido de bajo impacto pueden causar el mayor daño al cuello. Las heridas que no se sienten como la gran cosa podrían llevar a dolores de cabeza, mareo, reducción de la movilidad, e inclusive peores síntomas. 

Como con otros tipos de heridas, una herida en el cuello puede parecer simple al principio cuando en realidad las consecuencias solo se manifiestan tiempo después. Muchas veces, alguien que ha sufrido de una terrible herida en el cuello va a volver a su vida diaria, a su trabajo, y a su vida social pensando que está bien hasta que los síntomas y el dolor se empiezan a manifestar días, semanas, meses, o mucho tiempo después. Por eso es importante que al recibir una herida al cuello, se busque el cuidado médico y legal necesario.

En caso de haber recibido una lesión en el cuello como parte de una herida laboral, debe contactar a nuestro abogado de compensación laboral en Long Beach. Tiene que asegurarse de recibir la mayor compensación por su lesión al cuello que usted se merece, pues esta puede tener repercusiones crónicas.

Chat With Lawyer

START NOW