Abogado de Accidentes de Trabajo Advierte de Posibles Riesgos Laborales

abogado de accidentes

El término “herida de trabajo” puede ser tanto muy específico como muy vago al mismo tiempo. Si usted se corta con un papel en la oficina, ¿cuenta como una herida laboral? Probablemente no. ¿Qué hay de un desorden de ansiedad causado por un exceso de estrés? En efecto, eso podría ser considerado como tal. Es delicado, y para definir estas heridas se suele clasificarlas en distintas categorías. Belal Hamideh, un abogado de accidentes, explica algunas de estas categorías.

abogado de accidentes

Riesgos Físicos

Hay muchos tipos de posibles riesgos físicos en el trabajo, muchos de los cuales con peligros del ambiente en sí que pueden causar daño con o sin contacto directo. Estos pueden ser riesgos ergonómicos tales como las condiciones físicas que representen un peligro para los músculos, ligamentos, articulaciones, y huesos del empleado. Adicionalmente, la radiación es una preocupación común en varios lugares de trabajo. Es necesario que estos sitios le proporcionen a sus empleados la protección necesaria en caso de que estén expuestos a ella. El impacto del frío y del calor, al igual que los peligros vibratorios, también deber tomarse en cuenta. Estas condiciones pueden tener un impacto sutil pero significativo en los empleados, llevando a enfermedades o heridas repentinas. Esta misma idea aplica para daños auditivos. De hecho, pérdida auditiva laboral se ha convertido en la enfermedad ocupacional más común en el sector industrial.

Riesgos Biológicos 

Hay agentes biológicos tales como toxinas y microorganismos que pueden tener efectos dañinos en la salud de los empleados. Por ejemplo, si se trabaja afuera la gente puede quedar expuesta a picaduras y mordidas de insectos, contacto con plantas venenosas, hongos, e infección causada por agentes transmisores. En el lado más obvio de los riesgos biológicos, están los trabajadores de salud, pues ellos están en riesgo de estar expuestos a enfermedades de transmisión sanguínea e infecciones emergentes. Esto puede ser particularmente arriesgado cuando el sistema de salud está bajo excesiva presión y las protecciones de los trabajadores son descuidadas. Veterinarios y otros trabajadores con animales también corren estos riesgos.

Riesgos Químicos

Los riesgos químicos, a diferencia de los biológicos, vienen de la exposición a agentes químicos. Hay muchos químicos distintos que pueden ser dañinos para un trabajador. Esto incluye carcinógenos, neurotoxinas, agentes inmunológicos, toxinas sistémicas, toxinas reproductivas, agentes dermatológicos, entre otros. Los trabajos que requieren que los empleados estén expuestos a escapes del motor, polvo de sílice, y humos de soldadura, entre otros, pueden causar efectos agudos y duraderos en la salud de los trabajadores. Esto puede incluir enfermedades cardiovasculares, infecciones pulmonares, hipertensión, e infartos.

Riesgos Psicosociales

Aunque son comúnmente ignorados o considerados insignificantes, últimamente ha habido intentos para crear conciencia acerca de los riesgos psicosociales. Estos factores estresantes en el trabajo afectan el bienestar físico, social, y psicológico de los empleados por medio del diseño, la organización, o el manejo del sitio de trabajo, al igual que el contexto socioeconómico del trabajo en sí. Las formas en las que se manifiestan los riesgos psicosociales incluyen desórdenes de ansiedad, agotamiento ocupacional, depresión, hipertensión, y enfermedad cardiovascular. Estos pueden ser consecuencia de condiciones estresantes que descuidan el bienestar emocional del empleado y el impacto que esto puede tener en su vida diaria en el trabajo y por fuera de este. Es muy importante recordar que las heridas del trabajo no siempre son tan obvias o visibles.